Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

¬ŅQu√© se abre con R√≠o Abierto?

Escribe: María Adela Palcos, Fundadora y Directora de Río Internacional

Nuestra aproximación a la realidad se hace desde un ángulo intuitivo sensible que luego tratamos de traducir a un nivel intelectual racional. Aunque no es tarea fácil, la intentaremos.

Postulamos que:
El ser humano es un ser energético: toma, da y transforma energía.
Está inmerso en un universo energético del cual sólo lo separa su piel, y las diversas energías lo traspasan en uno y otro sentido.
Su raz√≥n de ser est√° indisolublemente unida al universo que lo rodea y su posici√≥n con respecto a √©ste no es de contig√ľidad si no de continuidad. La falta de conciencia de esta inserci√≥n en el cosmos suele ser causa de vac√≠o y soledad.
Esta interpretación también se produce de un ser humano a otro.

El hombre es una pluralidad, no posee una personalidad si no muchos personajes yuxtapuestos o contrapuestos y un yo central o esencia de la que rara vez tiene noticia, ya que generalmente está desplazado de esta posición central.
Podr√≠amos definir estos personajes como estructuras cristalizadas que en conjunto constituyen lo que llamamos ‚Äúmecanicidad ps√≠quica‚ÄĚ o ‚Äúla falsa personalidad‚ÄĚ. El proceso de formaci√≥n de la identidad suele producirse tomando como eje uno de estos personajes y no el central.

Cada personaje se representa a través de una plástica; llamamos así a una actitud, un modo psico-fisico de estar y relacionarse que está plasmado en el cuerpo. Implica un modo de respirar, percibir, sentir, pensar, responder, conocer...
Es frecuente observar que el individuo queda fijado en la pl√°stica de un momento vivido con gran intensidad (de √©xito, agresi√≥n, miedo, etc.) y que forma un correlato corporal que llamamos ‚Äútraba‚ÄĚ; asimismo la pl√°stica fijada reactiva y vuelve cr√≥nicos los estados emocionales asociados con la traba.

El objetivo de nuestro trabajo es lograr que la persona se libere de sus trabas, pueda transitar por las distintas plásticas o personajes sin quedar aprisionada en ninguna, desarrollando en lo físico y en lo psíquico los diferentes niveles o centros, para alcanzar su plena integración. Para no ser más un sujeto (esclavo de lo que le va sucediendo) y comenzar a ser un individuo (indiviso, unificado).

Para ello utilizamos:

  • Gimnasia

  • Masajes o Manipulaciones

  • Dramatizaci√≥n

  • Trabajo con la voz

  • Pl√°sticas

  • Trabajo sobre s√≠ - din√°mica grupal

  • Meditaci√≥n

  • Diversos trabajos manuales

  • Contacto con la naturaleza, convivencia

  • Hiperventilaci√≥n

La gimnasia es expresiva, respiratoria, se trabaja en grupos mixtos empleando m√ļsica y t√©cnicas de relajaci√≥n. La clase est√° dirigida por un instructor a quien los participantes, ubicados en c√≠rculo, imitan.

Es imitativa por cuanto pensamos que el aprendizaje del movimiento se realiza a través del centro motor y no a través del centro intelectual. Entregarse a la plástica del otro produce relajación y centralización de la atención.

En otros momentos se hace interpretaci√≥n libre de la m√ļsica y en estad√≠os m√°s avanzados dirige la clase el alumno, pasando as√≠ por tres experiencias b√°sicas complementarias: la de conducir, la de ser conducido y la de ni conducir ni ser conducido.

Es expresiva porque consideramos que muchas perturbaciones tienen su origen en la no expresión o en la expresión parcial de estados emocionales, y comprobamos que desarrollando aquella expresión que en su momento formó la traba, se puede descargar la tensión y eliminar la fijación.

Es respiratoria porque la respiración es una vía de conexión muy directa con nuestro mundo orgánico y permite el conocimiento de zonas inexploradas de nosotros.

Es de relajación no sólo en estado de reposo sino también en la acción. Pasar velozmente de una expresión a otra, requiere soltura, por lo que nos ayuda a liberarnos de la mecanicidad.

Ciertas formas de relajación conducen a niveles de conciencia de gran claridad que permiten una nueva visión de la realidad.

Se trabaja con m√ļsica porque es un instrumento de riqueza extraordinaria, que permite entrar en correspondencia con la gama m√°s completa de expresi√≥n humana: ayuda a lograr continuidad en el movimiento, equilibrando la psiquis; los distintos ritmos musicales, sobre todo folkl√≥ricos, activan reflejos que se encuentran habitualmente en estado latente o deteriorados; contribuye a movilizar pl√°sticas estereotipadas y a enriquecer el repertorio de otras.

Se trabaja en grupos mixtos porque las polaridades masculina-femenina producen mayor movilización energética; y en clases no mixtas para trabajos específicos.

Se utiliza el círculo porque permite que todos se vean las caras, ayuda a una buena circulación energética entre los participantes y estrechándose, expandiéndose, girando, genera mayor potencial energético. Ciertas formas geométricas favorecen una mejor elaboración de las energías del juego.

Los masajes ayudan a destrabar zonas que el individuo no logra movilizar en la gimnasia o, seg√ļn indicaci√≥n m√©dica, para mejorar problemas org√°nicos y de postura. Son realizados por uno o m√°s instructores que trabajan sobre una persona con las manos, pies, codos y todo el cuerpo, ayudando a descargar y generar energ√≠a.
Se utilizan ciertos ritmos respiratorios y la voz. Las principales funciones del masaje son relajación, estímulo de la circulación de la sangre y la energía; corrección postural, reconexión consigo mismo y con el medio.

La dramatizaci√≥n es muy √ļtil cuando requiere verbalizaci√≥n y una l√≠nea argumental (verdadera o ficticia) para el desenvolvimiento y elaboraci√≥n de un personaje. Se utiliza el trabajo con pares opuestos: desarrollar la pl√°stica correspondiente a la generosidad y luego a la mezquindad, la bondad y la maldad, la blandura y la estrictez... es el di√°logo entre distintos personajes de un individuo y otras variantes.

El trabajo con la voz es fundamental porque la voz es comunicaci√≥n, intercambio entre el mundo interno y externo. Inarticulada es expresi√≥n, articulada es palabra. Cualquier interferencia con el "canal de comunicaci√≥n" se manifiesta en la voz y en los √≥rganos y m√ļsculos que participan en su emisi√≥n: aparato respiratorio, cuello, garganta, cara, etc. La traba local se trabaja desde lo corporal, corrigiendo la postura y la respiraci√≥n, movilizando y relajando la musculatura del cuello y cara, y desde lo ps√≠quico liberando compuertas que controlan el fluir emocional.

En cuanto a la pl√°stica, consideramos que la resoluci√≥n y clarificaci√≥n de la autoexpresi√≥n libera energ√≠a y facilita nuestro crecimiento y desarrollo ulterior. La b√ļsqueda art√≠stica se orienta a investigar el recorrido que va de la experimentaci√≥n esencial - corporal - dram√°tica a la creaci√≥n de un echo art√≠stico- pintar, modelar, recortar distintos materiales- para que la expresi√≥n quede plasmada en papel arcilla, madera, gesto.... Permite recordarse y verse objetivamente, elaborando y mejorando el mundo interno.
En cuanto al trabajo sobre s√≠ -din√°mica grupal-, es aqu√©l que tiene por objetivo fundamental el reencuentro de un ser con su Yo profundo o su Yo esencial. Trabajamos en tres √°reas: ps√≠quica, f√≠sica y espiritual, cuyo interacci√≥n facilita la vivencia integral del individuo. Se orienta al desarrollo arm√≥nico del ser humano y alimenta las clases generales, los grupos de formaci√≥n y las atenciones individuales, seg√ļn los niveles y las necesidades de cada uno.

Uno de los lemas de nuestro trabajo es "ayudar, ayudándose" porque hemos comprobado que produce una transitividad en el quehacer, una proyección hacia el otro, muy beneficiosa para romper las propias limitaciones e ir desarrollando otros niveles- como el centro emocional superior- que nos acercan a la percepción de la unidad más allá del nivel personal, como una conjunción del todo.

Las raíces de nuestro trabajo se nutren, desde su iniciación, en lo autóctono americano, fuerza a la que nos sentimos estrechamente unidos. También en algunos principios del yoga y otras disciplinas orientales, y en elementos de la cultura griega, como las plásticas apolíneas y dionisíacas.

El nuestro es un sistema sin esquemas fijos: valoramos especialmente la movilidad, de manera que quien gu√≠a las actividades elige libremente lo que va a realizar, seg√ļn lo que dicte su percepci√≥n y la de aqu√©llos a quienes dirige su tarea.
En cuanto a la meditaci√≥n, es necesario distinguir entre las t√©cnicas y la meditaci√≥n en s√≠. √Čsta no es un "llegar a" sino una "actitud", una "postura interior" una "modalidad de ser" que transforma todo lo que toca, haciendo de la vida cotidiana una "celebraci√≥n de existencia". El objetivo es desarrollar la presencia, estar en el mundo sabiendo que Yo Soy y que Soy una manifestaci√≥n del Ser Universal.